REPORTAJES
A+ A A-

Buena cosecha... de dinero

Valora este artículo
(0 votos)

La cosecha del 98 en España ha sido la de los buenos precios. En unos casos, el pedrisco ha realizado una drástica “poda” natural rebajando la producción casi en un 30%; en otros, las perspectivas comerciales favorables han impulsado a las bodegas a acaparar uva. Y el alza generalizada de la calidad, unido al cada vez mayor prestigio internacional de los vinos españoles, explican este encarecimiento de los precios de la uva en casi todas las zonas vitivinícolas. Mientras, las condiciones climáticas, con los sustos habituales, ha sido propicia, y la cosecha, abundante y buena.
La Mancha: limpia y excelente
La vendimia se inició en la zona de la Denominación de Origen en los primeros días del mes de Septiembre, aunque alguna bodega comenzó en la segunda quincena de Agosto, para los vinos tintos, generalizándose el 15 de Septiembre con las variedades blancas.
Tanto las condiciones climáticas como la pluviosidad de la zona, así como la ausencia de enfermedades en el viñedo, han dado como resultado una vendimia muy sana con gran calidad de fruto.
Los vinos presentan, en sus características organolépticas y analíticas, una calidad excelente, tanto en los vinos jóvenes como en los destinados a crianza, reservas y grandes reservas. Por todo ello, el Consejo Regulador de la Denominación de Origen La Mancha espera que, con toda seguridad, la cosecha del 98 sea calificada de Excelente.
Los vinos blancos jóvenes son equilibrados en lo que se refiere a graduación alcohólica, acidez, extracto, etc. Los vinos tintos tienen cuerpo, bien cubiertos, de bello color y equilibrados. A la vista de las catas realizadas por el Comité de Calificación de Vinos del Consejo Regulador, con un total de 135 vinos degustados, puede afirmarse la excelencia de los nuevos vinos de la Denominación de Origen La Mancha.
Rioja calificada: abundante y cara
El Consejo Regulador de la D.O. Calificada Rioja ha considerado como “muy satisfactorio” el balance provisional de la cosecha 1998, tanto por el alto nivel medio de calidad de la misma como por ser la más abundante de este siglo, con un total 391,5 millones de kg. de uvas que proporcionarán unos 275 millones de litros de vino, un 12% más que el pasado año. En general, la uva ha entrado en las bodegas con buen nivel de maduración y magnífico estado sanitario, obteniéndose vinos de adecuada graduación alcohólica, buena intensidad de color y mejor calidad que en la cosecha del 97.
El ciclo vegetativo de la cosecha ‘98 se desarrolló en inmejorables condiciones climáticas para el viñedo, lo que ya permitía prever una gran cosecha en cantidad y calidad a finales de Agosto. Estas optimistas previsiones se vieron comprometidas por el mal tiempo, con lluvias a primeros de Septiembre. Así, la vendimia comenzó el 15 de Septiembre en las localidades más tempranas, condicionada por el mal tiempo. La lluvia y bajas temperaturas ralentizaron el proceso de maduración, motivo por el cual los viticultores pospusieron la recogida de la uva, siguiendo los consejos de los Servicios Técnicos del Consejo Regulador, que desde mediados de Agosto venían realizando semanalmente un seguimiento de la evolución de la maduración, mediante análisis de muestras tomadas en más de un centenar de viñedos representativos de todas las áreas de la DO. A partir del 12 de Octubre se generaliza la vendimia con unas magníficas condiciones meteorológicas que permitieron su prolongación hasta el día 3 de Noviembre. De este modo se alcanzaron los niveles óptimos de maduración y, por tanto, los parámetros ideales de calidad que han permitido a las bodegas obtener vinos francamente buenos, con un adecuado grado de acidez y, por lo tanto, ideales para la crianza y envejecimiento.
Pero estas líneas generales tienen sus excepciones, sobre todo en aquellos viñedos donde el miedo a las lluvias precipitó la cosecha, con resultados pobres en maduración y color. Por otra parte, el buen momento comercial de la DO ha hecho subir los precios de la uva, impulsados también por la práctica cada vez más extendida de pagar en función de la calidad sin escatimar dinero, lo que se ha materializado en una cosecha muy abundante y cara.
Penedès: lluvias providenciales
El curso vegetativo de 1998 puede considerarse en Penedés como muy seco. Llovió moderadamente en invierno (190 l.) y muy poco en primavera (80 l.). Asimismo, los meses de Junio y Julio fueron muy secos, y cuando se temía una baja producción por extrema sequedad en el momento del envero y maduración, hubo precipitaciones generalizadas, muy suaves y bastante abundantes al inicio de Agosto (60 l.) lo que aseguró en el momento oportuno una excelente madurez y calidad.
La vendimia se inició con el Chardonnay el 24 de Agosto, y ha terminado con la Parellada de montaña (Montònec) hacia el 9 de Octubre. Cualitativamente, ha entrado la vendimia con una excelente madurez, obtenida en óptimas condiciones, un estado sanitario perfecto, y adelantada de forma parecida a la del año pasado debido a las altas temperaturas registradas en la segunda quincena de Agosto. El grado alcohólico ha sido superior a la media de un año normal, y aunque la acidez no ha bajado en la misma proporción, ha podido ser corregida ligeramente en las variedades Macabeo y Parellada, para así obtener unos vinos debidamente equilibrados, con el punto óptimo de frescor y aroma. La vendimia ha sido rápida, sin complicaciones. La favorable temperatura ha propiciado una inusual rapidez en la maduración, dándose en algunas zonas la vendimia conjunta de Macabeo, Xarel.lo y Parellada, fenómeno observable muy pocas veces. Los primeros vinos catados evidencian aromas de una gran frutosidad, limpios, frescos, redondos y maduros en boca, en los que destaca el equilibrio del conjunto. Tal vez habría que destacar la grandísima calidad de la Xarel.lo.
Ribera del Duero: la explosión de los precios
En la DO Ribera del Duero, y en toda Castilla-León en general, el invierno transcurrió frío y lluvioso, y la primavera, más fría de lo habitual, sobre todo en el mes de Abril, lo que retrasó la brotación en los viñedos. Las heladas registradas entre los días l0 y 25 de Abril no ocasionaron daños significativos en las viñas debido precisamente al retraso de la brotación referido anteriormente. En el mes de Junio se registró un fuerte pedrisco durante los días 29 y 30, fenómeno que se repitió los días 15 y 18 de Agosto, aunque con menor intensidad que en Junio, y que causaron importantes daños en los viñedos de varios términos municipales pertenecientes a la zona de producción, ocasionando una pérdida de cosecha que se puede estimar en torno a los 10 millones de kg. de uva. Esta mengua en la cantidad creó alarma en los bodegueros y ha propiciado una subida generalizada de precios, llegándose a pagar casi las 400 ptas. por kilo de uva.
Desde el punto de vista fitosanitario, podemos hablar de una cosecha sana, con brotes muy concretos de “Mildíu” y “Oídio” durante los meses de Julio y Agosto, y “Botritis”, coincidiendo con el final de la maduración. A partir del 22 de Septiembre se han registrado abundantes precipitaciones y un descenso de temperaturas, lo que ha ralentizado significativamente el desarrollo de la maduración. Este hecho ha originado un retraso en el inicio de la entrega de uva en varias bodegas. A partir del día 9 de Octubre no se registraron lluvias en la zona, coincidiendo con temperaturas moderadamente altas. En este período se registraron, no obstante, heladas nocturnas, con temperaturas que oscilaron entre -l° y -3° C.
Desde el punto de vista de los Servicios Técnicos del Consejo Regulador de la Denominación de Origen se considera el año 1998 favorable para el cultivo del viñedo, con la salvedad del pedrisco. Una de las razones fundamentales por las que determinadas partidas de uva no han alcanzado la maduración óptima ha sido el exceso de carga que han sufrido algunas cepas y zonas concretas de viñedo.
Jerez: uvas muy sanas
La vendimia 1998 en el Marco de Jerez se ha caracterizado por el excelente estado sanitario y calidad de la uva, como ya viene siendo tradicional. La cantidad de uva vendimiada ha sido de casi 110 millones de kg. que han dado origen a 170.000 botas totales de mosto, lo que permite calificar como cantidad máxima para la producción de Vino de Jerez un total de 156.501 botas de mosto, suficiente para atender la demanda de los vinos de las Denominaciones de Origen “Jerez-Xérès-Sherry” y “Manzanilla”.
Esta diferencia entre mosto producido y mosto calificado se debe al estricto reglamento que este Consejo Regulador aplica sobre la producción en beneficio de la calidad que caracteriza a sus vinos, y que señala el rendimiento máximo que se puede alcanzar por hectárea de viñedo.

La suerte quedó
muy repartida
En Galicia el clima ha sido poco favorable, particularmente en Rías Baixas, con una cosecha escasa pero de calidad, lo que ha provocado una importante subida de precios.
En la DO Ribera del Guadiana, en Extremadura, la vendimia resultó muy buena, sana y abundante, lo que no ha impedido la subida de los precios de la uva, particularmente los tintos.
Priorat ha gozado de las mejores cosechas de los últimos años. Tanto en calidad como en cantidad.
En toda la costa levantina las condiciones climáticas han sido muy favorables, sin heladas ni lluvias inoportunas. En la DO Alicante, la calidad de las uvas ha sido excepcional, particularmente la Moscatel, con una subida generalizada de precios en torno al 30%. La misma calidad se alcanzó en Jumilla, con buena maduración de la uva.
En Somontano, la más dinámica de la DO aragonesas, la vendimia se realizó en condiciones climáticas muy favorables, con excelente maduración de la uva, que ha experimentado un repunte alcista de un 10%. Lo mismo podría decirse de Rueda, donde la producción ha sido algo mayor que la del último año, lo que no ha impedido el continuo aumento de los precios de la uva.
Dentro de la viticultura insular canaria, Tacoronte-Acentejo ha destacado por la calidad de sus uvas y una producción no muy elevada, que ha presionado al alza los precios. En Ycoden Daute Isora no ha cuajado la excelente perspectiva que tenía.
En Valdepeñas la cosecha resultó sana y de calidad excelente, superando los 116 millones de kg.
En Portugal la vendimia ha sido buena en casi todas las regiones, con la excepción de Vinho Verde: lluvias inoportunas en primavera y la irregularidad del año han hecho estragos en la cosecha, que apenas si llega al 48% del año anterior. La región del Douro tuvo una cosecha algo menor pero con buena maduración. Si las perspectivas se confirman, será otro de los excelentes “vintages”.
Dão ha sido muy similar a la del Douro, pero la lluvia ha impedido la concentración que se preveía.

Información adicional

Deja un comentario

Asegúrese de rellenar los campos obligatorios.

cintillo buscador web
publicidad

Makro
Campezo,7 Pl.I. Las Mercedes Ctra.Barcelona, Km.11,300
Madrid
T.913 219 714
www.makro.es

 

ver todos

Contactar

Email:
Asunto:
Mensaje
Anti-Spam: ¿Cuál es la capital de España?

OpusWine S.L.
Camino de Húmera, 18-E
Colonia Los Ángeles
28223 Pozuelo de Alarcón (Madrid)
Tel. 915 120 768

Fax. 915 183 783
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Copyright 2017. Es una publicación de OpusWine S.L | Powered by Activa10